Defendiendo la realidad cubana

Estudio confirma que EE.UU. introdujo dengue en Cuba en 1981

Deja un comentario

El personal médico cubano vivió días muy tensos durante la epidemia de dengue hemorrágico del 81Una epidemia de dengue hemorrágico ocurrida en Cuba en 1981, que ocasionó 158 fallecidos, entre ellos 101 niños, fue introducida deliberadamente en el país por Estados Unidos, confirma una investigación que reflejó la revista Bohemia.

La publicación apunta en su página web que el artículo Primera epidemia de dengue hemorrágico en las Américas, 1981: nuevos conocimientos sobre el agente causal ofrece evidencias científicas que corroboran la acusación hecha por Cuba.

Su autora principal, la doctora en Ciencias Rosmari Rodríguez, investigadora del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), fue galardonada por ese resultado con el Gran Premio en el Concurso Anual de Salud 2015.

Rodríguez señaló que en los años 90, el IPK, junto con instituciones afines de otros países, realizó estudios para caracterizar la cepa causante de la epidemia de dengue hemorrágico de 1981.

Esas investigaciones permitieron obtener la secuencia de unos 300 pares de bases, de los casi 11 mil que tiene el genoma viral completo, con el uso de metodologías de secuenciación manual y herramientas bioinformáticas muy simples, disponibles entonces.

Ello resultó suficiente para demostrar que la cepa causante de la epidemia de 1981 tenía gran similitud con la del laboratorio Nueva Guinea C, aislada en 1944 (primera vez que se aisló el dengue 2 en el mundo), explicó.

Los expertos cubanos secuenciaron el genoma completo de cepas virales colectadas en diferentes momentos de la epidemia, para demostrar que no se trataba de una contaminación de laboratorio.

En 1983, recuerda Bohemia, el científico Gustavo Kourí denunció esta agresión biológica contra Cuba durante un congreso de Medicina Tropical en Calgary, Canadá.

Los cubanos mostraron evidencias en 1995 sobre la similitud de la cepa circulante en 1981 en Cuba, con la primera de dengue 2 aislada en el mundo, conocida como de referencia o prototipo.

El IPK adquirió en 2008 tecnología moderna de secuenciación automática, para retomar las cepas de 1981, conservadas durante más de 30 años en una nevera a -80 Â�C, y realizar todo el proceso por primera vez en Cuba.

Los investigadores cubanos lograron amplificar y secuenciar el genoma completo de las cepas originales obtenidas en diferentes momentos de la epidemia de 1981, por medio de herramientas bioinformáticas que permitieron definir con elevada certeza la relación genética de las cepas cubanas del 81 con la Nueva Guinea C.

Tras analizar las secuencias de cepas de distintos momentos de la epidemia notaron que, si bien todas eran similares a la de Nueva Guinea de 1944, había diferencias entre las cepas cubanas. O sea, que el virus sufrió cambios durante el período epidémico.

Ese hecho rechaza la hipótesis de contaminación de laboratorio, pues si se tratara de eso todas las cepas analizadas debían tener la misma secuencia.

Sustenta igualmente la denuncia cubana el hecho de que la epidemia se desató en tres puntos del país al mismo tiempo: oriente, centro y occidente.

Los brotes epidémicos de dengue se detectan usualmente a partir de un caso índice en un área determinada, alrededor del cual aparecen nuevos enfermos.

Luego se expanden a otros territorios con el movimiento de personas infectadas, y se observa un aumento paulatino de enfermos hasta alcanzar picos epidémicos, que dependen en gran medida de la densidad de mosquitos.

Tomado de Prensa Latina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s