Defendiendo la realidad cubana

La hermandad caribeña expresada a través de médicos cubanos en Piura

Deja un comentario

Una brigada sanitaria de 23 médicos cubanos se sumó a los esfuerzos para atender a los damnificados por las inundaciones en distritos de la región Piura. Es un equipo experimentado que ha trabajado en diversas zonas de desastres alrededor del mundo. Veamos aquí la crónica.

“Buenos días, adelante, tome asiento, ¿qué dolencia presenta?”, pregunta amablemente una voz masculina, de tono algo grave. Su acento caribeño llama la atención de las mujeres y niños que esperan en fila para ser atendidos en el centro de salud San Pablo, en Catacaos. En este distrito piurano, el calor abrasa, con temperaturas que superan los 35 grados.
Yolanda Sandoval, una de las damnificadas del albergue San Pablo, agradece la presencia de los galenos cubanos y expresa su beneplácito por su colaboración y solidaridad en esta circunstancia difícil que atraviesa el pueblo piurano.
Los humildes vecinos agradecen a estos médicos extranjeros, quienes han recorrido más de 3,000 kilómetros desde Cuba, para sumarse solidariamente a las labores de ayuda humanitaria a quienes perdieron todos sus bienes por las inundaciones y las torrenciales lluvias que desató El Niño Costero, en esta parte del país.
El médico infectólogo Adrián Benitez Proenza integra esta brigada de galenos cubanos, presentes en Piura desde el 31 de marzo. La brigada médica, del contingente internacional Henry Reeve que trabaja en Piura, la integran cinco equipos, que atienden en el centro de la ciudad y zonas de refugio ubicadas en el caserío Pedregal, a la altura del kilómetro 980 de la Panamericana Norte, y en el centro poblado San Pablo.
No es la primera vez que Cuba nos presta su solidaridad enviando especialistas. Otros contingentes llegaron al Perú y nos asistieron en los terremotos de Huaraz (Áncash, mayo de 1970), y en Pisco (Ica, agosto de 2007).
Brigada experimentada
Estos discípulos de Hipócrates tienen vasta experiencia en atención de pacientes víctimas de desastres naturales. Han brindado su talento en la ciencia de la salud en países vecinos como Chile, Ecuador y Haití, otros lejanos como Angola o Haití, y muy distantes como Afganistán, Pakistán, Nepal e islas Fiji. Lo que les permite abordar con serenidad y buen manejo los diversos problemas de salud que afectan a los pobladores piuranos.
“El pueblo peruano nos ha acogido con los brazos abiertos y eso lo agradeceremos eternamente, porque nuestra principal misión aquí es llevar la salud al pueblo piurano sin importar ningún tipo de interés social, política ni de ningún otro tipo”, manifiesta Benitez. Recuerda que hace varios años le tocó prestar servicio humanitario en Liberia, nación africana asediada por el temible ébola.
Labor conjunta
“Ojalá que nuestra brigada hubiera podido ser más grande, pero estaremos en el Perú el tiempo que nos necesiten. Al final de nuestra participación nos llevaremos la enorme satisfacción de haber podido colaborar con el pueblo peruano que tanto lo necesita”, dice el médico, quien agradece la camaradería y plena colaboración de los médicos y brigadistas sanitarios peruanos en esta lucha conjunta contra la adversidad que le toca vivir a tantos compatriotas.
“La medicina, al igual que el deporte, estrecha y une a los pueblos. Y América es una sola. Tenemos que estar unidos y ser un solo pueblo, porque unidos somos más fuertes”, subraya Benitez.
Brigada en acción
El equipo de Cuba trajo un lote de medicamentos como antibióticos, sales rehidratantes, antinflamatorios, tabletas para clorar el agua y productos abatizadores para eliminar las larvas del zancudo transmisor del dengue, zika y chikunguña, así como del mosquito que contagia la fiebre amarilla. Cuadros de dermatitis, conjuntivitis, infecciones gastrointestinales, y trastornos conductuales derivados del trauma por haber perdido sus viviendas, y bienes materiales, constituyen las principales afecciones en las más de 1,500 atenciones médicas registradas en estos primeros seis días de arduo trabajo solidario del contingente.
El Ministerio de Salud movilizó a 45 brigadistas especializados en salud mental y a 16 médicos residentes voluntarios (cirujanos, emergencistas, pediatras, anestesiólogos y ginecólogos) para reforzar la atención en esta región.
Se fumigó más de 10,000 predios para prevenir el dengue, zika y chikunguña en Piura.
EsSalud, por su parte, ha brindado en Piura, desde el 2 de marzo, más de 11,200 atenciones, procedimientos médicos y exámenes auxiliares en las carpas del Hospital Perú instaladas en diferentes zonas de la región.
Tomado de Andina
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s