No sigas victimizándote. Tú no eres una mancha en nuestro país. Nunca lo has sido. Tú eres un profesional, un dramaturgo talentoso graduado en nuestro sistema de enseñanza artística gratuitamente, un muchacho con sueños que tuvo la suerte que otros no han tenido de cargar con todo su grupo Trébol hacia La Habana, con la ayuda de las instituciones. Ni el Consejo Nacional de Artes Escénicas te ha dejado de pagar la ayuda salarial en este tiempo, ni tus obras salieron de cartelera cuando dirigiste el 27N, ni te dejaron de mencionar esta semana en Mediodía en TV como director de una obra que se está trabajando. La “dictadura” te sigue manteniendo. Quizás es la única “dictadura” de la historia que hace algo así. La “dictadura” sigue proyectando tu arte. Díselo a la gente que te sigue, Yunior.

Que Abdiel sepa que no debe cargar con las infamias que has puesto sobre su nombre. Que sepa hoy que yo lo admiro más que lo que siempre lo he admirado y que sepa también que en Cuba mucha gente reconoce el tronco de profesional que es. Que no se amilane ante el acto de repudio que le hiciste ayer en tu perfil para que fueran a atacarlo. Que no te deje de mirar a los ojos cuando te tenga al frente porque ante ti no hay cabeza alguna que agachar.

«Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres». Ese hombre es Abdiel. No tú.

#TeApoyamosAbdiel

Pedro Jorge Velázquez https://www.facebook.com/100010414808805/posts/1519902118366934/

(Tomado de Auca en Cayo Hueso)