Defendiendo la realidad cubana


Deja un comentario

¡A Cuba hay que defenderla!

Por:  jose r.coss

“La única verdad es el amor”, José Julián Martí Pérez

Cuba ha superado todos los embates del imperio más poderoso que ha conocido la humanidad. Durante más de 60 años, desde que se declaró socialista en 1962 y nacionalizó sus principales medios de producción, el pueblo cubano ha resistido.

El gobierno de Estados Unidos (EEUU), de manera inescrupulosa y maliciosamente, lo ha intentado todo para dividirla y destruirla. Desde el bloqueo económico, criminal e ilegal, para rendirla por hambre, hasta malograr sus cosechas con veneno.

También han invertido miles de millones de dólares, subsidiando los grupos contrarrevolucionarios y pagando por los ataques terroristas a sus instalaciones turísticas y de energía eléctrica.

Ahora la cizaña del gobierno de EEUU, reanuda su antiguo sueño de cooptar parte del liderato de sus fuerzas armadas, así como a intentar convencer a personalidades de la cultura, para que respalden el desprestigiado operativo musical mal llamado “Patria y Vida.” Este ni defiende a Cuba, ni representa una vida digna.

El dúo Gente de Zona encabeza esa campaña de inteligencia, para “acabar con la Revolución Socialista”. El empresario de origen cubano Emilio Stefan, está a cargo de contratar por millones de dólares, a los más influyentes cantantes. Estos fondos provienen del Congreso de USA, para robarle a Cuba, sus mejores talentos.

Algunos pocos han sucumbido a la tentación y se han convertido en “nuevos millonarios”, haciéndole el juego al imperio y rechazando los valores humanos éticos que aprendieron en Cuba. La mayoría terminan frustrados, trabajando en tiendas por departamento, en clubes nocturnos de poca monta y/o en negocios de comida rápida.

Pero no nos llamemos a engaños triunfalistas, que subestiman las artimañas conspirativas, dirigidas por la famosa Agencia Central de Inteligencia (CIA), conocida por su perversidad criminal y sus asesinatos de primeros dignatarios que enfrentaron a EEUU.

Poco a poco esas campañas mediáticas, de voceros artísticos que se benefician en económicamente por su traición, han ido avanzando. Son sectores de jóvenes cubanos confundidos, los que ya han caído en esa trampa. El “sueño americano” es una falacia, sobre todo para los inmigrantes y es cuestión de tiempo para que cobren consciencia.

Esta dinámica se refleja en la gran cantidad de emigrantes profesionales de los últimos años, que buscan mejores condiciones de trabajo y remuneración económica, en el extranjero. En verdad, la mayoría no se van por razones políticas o ideológicas, sino por presiones económicas muy reales.

Además, es evidente que la dolorosa crisis de la Cuba de hoy, solo superada por la terrible época del llamado “Periodo Especial”, es muy preocupante. Esta etapa histórica de enorme escasez material, ocurrió a principios de la década del 1990, cuando se desmoronó la burocrática Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Ahora por primera vez en décadas, en Cuba es evidente el deprimente desabastecimiento, especialmente de los mercados agrícolas, las tiendas de artículos de primera necesidad y de los pequeños negocios. También el descalabro de la transportación pública, afectada por la falta de gasolina y el aumento vertiginoso y abusivo de los precios de la comida.

Todo lo anterior, descrito a nivel económico, social y político, sienta las bases objetivas para que tengan relativo éxito las campañas contrarevolucionarias. Enfrentar ese reto histórico es tarea no sólo de las cubanas (os), que viven en su territorio nacional, sino de todos los sectores políticos que apoyamos los principios socialistas de la heróica Revolución Cubana y su sagrado derecho a la soberanía.

Visitemos a Cuba, redoblemos las remesas, apoyemos a sus organizaciones solidarias alrededor del mundo y pongamos nuestro granito de arena, en la titánica lucha de resistencia y por la dignidad, que libran hoy más de 11 millones de cubanos (as).

En esta coyuntura, llegó el momento de multiplicar nuestro agradecimiento por su ejemplar desprendimiento y valentía.

El triunfo innegable de la Revolución Cubana sobre el modelo de explotación económica del gran capital, la erradicación del narcotráfico organizado y de los vicios de la sociedad de consumo, merecen de todo nuestro apoyo moral y un mayor grado de solidaridad internacional.

Su paz social y desarrollo cultural, es un referente para toda la humanidad. ¡A Cuba hay que defenderla, cueste lo que cueste!

( Tomado de Claridad)


Deja un comentario

Próxima pandemia, dejemos que Cuba vacune al mundo

Por: Achal Prabhala y Vítor Ido

Próxima pandemia, que Cuba vacune al mundo

Una enfermera le muestra a un joven paciente un vial de la vacuna contra el coronavirus Soberana 02, de fabricación cubana, en agosto de 2021. (Ramón Espinosa/AP)

Achal Prabhala es el coordinador del proyecto AccessIBSA, que hace campaña por el acceso a medicamentos en India, Brasil y Sudáfrica. Vitor Ido es oficial de programa en el Programa de Salud, Propiedad Intelectual y Biodiversidad en el South Centre en Ginebra.
¿Cómo puede la humanidad evitar que la próxima pandemia sea tan desastrosa como esta, en la que han muerto hasta 15 millones de personas? La semana pasada, los países de la Organización Mundial de la Salud se reunieron en Ginebra para comenzar a debatir un acuerdo de preparación para una pandemia. Un objetivo principal es desarrollar rápidamente nuevas curas y vacunas, y la capacidad de entregarlas a todos en el planeta.
Si bien nadie sabe aún qué recomendará la OMS en última instancia, es posible predecir una cosa que no hará: aliviar las sanciones de EE. UU. a la industria biotecnológica local de Cuba, que tiene los medios para desarrollar vacunas y tratamientos de vanguardia y compartirlos con países pagar los precios premium de las compañías farmacéuticas del primer mundo.
Esto es un error.

Durante la crisis del covid-19, Estados Unidos tuvo la oportunidad de compartir su tecnología de vacunas con el mundo, y no hacerlo prolongó la pandemia en el país y en el extranjero. En junio de 2022 , un alto funcionario de la administración de Biden admitió que la variante omicron, que ha sido responsable de más de 300 000 muertes en los Estados Unidos y más de 1,5 millones en todo el mundo, nunca podría haber surgido si el mundo hubiera estado lo suficientemente vacunado en 2021.

Lo que menos se sabe es que Cuba tuvo la misma oportunidad de ayudar a vacunar al mundo. La historia de cómo Cuba fue bloqueada sistemáticamente en su búsqueda para hacer que sus propias vacunas altamente efectivas estuvieran ampliamente disponibles ofrece lecciones cruciales.

El capítulo más reciente de esta historia comenzó en el verano de 2021. La variante delta estaba devastando India y abriéndose camino alrededor del mundo. Las nuevas vacunas ofrecieron esperanza, pero los países con menos recursos no pudieron obtenerlas por amor o dinero. Si bien Estados Unidos y Europa donaron dosis, sus esfuerzos apenas fueron suficientes para resolver el problema global. Fundamentalmente, estos gobiernos no pudieron persuadir a las empresas que habían financiado para compartir las tecnologías que podrían haber permitido a otros países fabricar vacunas por su cuenta. En este panorama sombrío, fue sorprendente saber que Cuba había creado dos vacunas efectivas contra el coronavirus desde cero y luego prometió compartir su propiedad intelectual en todo el mundo.
“Nos dimos cuenta de que no íbamos a tener dinero para comprar vacunas para nuestra gente, así que tuvimos que hacer las nuestras, y teníamos que hacerlo en muy poco tiempo”, Rolando Pérez Rodríguez, director de ciencia e innovación de BioCubaFarma , nos dijo recientemente. En agosto de 2021, uno de los laboratorios de BioCubaFarma también produjo un refuerzo. Ambos demostraron más del 90 por ciento de eficacia, a la par de las principales vacunas occidentales.

El costo de desarrollar estas vacunas fue de 50 millones de dólares, según BioCubaFarma, muy por debajo de los miles de millones invertidos por el gobierno de Estados Unidos y los cientos de millones invertidos por Alemania en el suyo.

John Green: ¿Por qué todavía se permite que una enfermedad curable mate a millones?

Sorprendentemente, Cuba finalmente exportó casi tantas dosis de vacunas como las que usaba en el país, abasteciendo a Venezuela, México, Vietnam, Siria, Nicaragua, Bielorrusia e Irán. Pero aunque muchos países de África y el sur de Asia también necesitaban vacunas desesperadamente, no aprovecharon la oferta de Cuba.

Para explicar por qué no lo hicieron, debemos remontarnos a 1962, cuando entró en vigor el embargo económico estadounidense contra Cuba. Desde entonces, la escalada de sanciones, que Estados Unidos ha impuesto mediante la aplicación de una presión política y financiera constante, ha aislado a Cuba no solo de Estados Unidos sino también del mundo . Las severas sanciones por violar las sanciones de EE. UU. han asegurado que las instituciones y los gobiernos las cumplan de manera rutinaria.

Cuba podría haber pedido a la OMS que certifique sus vacunas para facilitar que otros países las compren con ayuda internacional. Pero no pudo permitirse comprometerse con la OMS después de que el presidente Donald Trump no solo revocó las reformas de sanciones leves introducidas por su predecesor, sino que también designó a Cuba como un estado patrocinador del terrorismo . Esto ha significado que, incluso en países donde es legal realizar transacciones con Cuba, pocos bancos están dispuestos a arriesgarse a fuertes multas y sanciones penales por ser percibidos como partidarios del terrorismo.

Las relaciones cubanoamericanas son un cable conductor político, pero los nuevos tiempos exigen nuevas medidas. El mundo ha cambiado desde 1962. El espectro que lo acecha hoy no es el comunismo sino otra emergencia sanitaria mundial. Hay pocos indicios de que la administración Biden presionará a las compañías farmacéuticas estadounidenses para que compartan sus inventos médicos con el mundo. Pero el presidente Biden podría dar un paso gigantesco hacia la seguridad sanitaria mundial al hacer retroceder las políticas draconianas de la administración Trump hacia Cuba. Si fuera más allá al permitir nuevas excepciones en el régimen de sanciones de Estados Unidos, entonces Cuba podría seguir desarrollando, y compartiendo, vacunas y tratamientos innovadores para las enfermedades del mundo.

Más de tres años después, es obvio que el mundo reaccionó mal ante la aparición del coronavirus, que se perdieron vidas innecesariamente. Pero ahora hay tiempo para prepararse para la próxima pandemia, para establecer un rumbo hacia una distribución más equitativa de las tecnologías médicas. El embargo de los Estados Unidos no solo está perjudicando a Cuba. Está lastimando al mundo.

(Tomado de The Washington Post)


Deja un comentario >

Por: Jorge Capelán

La embajadora de EE.UU. en Perú, expresándole todo el respaldo a la golpista Dina Boluarte. (Foto. Resumen Latinoamericano)

Lo que se vive en el país andino es un golpe de larga duración orquestado desde Washington. 

La fase de preparación tuvo lugar durante el casi año y medio, desde la toma de posesión de Pedro Castillo tras ganar unas elecciones con una votación récord para un candidato popular en Perú, hasta el pasado 7 de diciembre, cuando un congreso dominado por fuerzas acérrimamente opositoras lo declaró “incapacitado moralmente” acusándolo de conspiración y de rebelión, y dictando en su contra, primero 18 meses de prisión “preventiva”, y más tarde 36.

En diciembre pasado, el presidente Pedro Castillo fue víctima de una conspiración para alimentarlo con información falsa con el fin de promover su destitución y posterior enjuiciamiento a la espera de que el movimiento popular que lo apoya en las calles se desmovilice y renuncie a liberar a ese estratégico país de los Estados Unidos. Esa fue la fase de ejecución del golpe.

Sigue leyendo


Deja un comentario >

La saga del síndrome de La Habana es un fracaso épico de la ciencia, con graves consecuencias tanto para los pacientes como para las relaciones internacionales.

Por: Mitchell J. Valdés-Sosa

Cómo 'incidentes de salud anómalos' en Cuba marginaron a la ciencia

Un automóvil clásico pasa frente a la Embajada de los Estados Unidos el día de su reapertura para los servicios consulares y de visas en La Habana, Cuba, el 4 de enero de 2023. Credit: Yander Zamora/Agencia Anadolu vía Getty Images

En 2016, los diplomáticos estadounidenses comenzaron a sufrir una desconcertante colección de síntomas neurológicos, conocidos oficialmente como » incidentes de salud anómalos « (AHI, por sus siglas en inglés) y ampliamente calificados como «síndrome de La Habana». Reportado por primera vez en Cuba pero luego extendido a las misiones diplomáticas de EE. UU. en todo el mundo, su explicación más común fue que la ciencia médica ahora enfrentaba una nueva enfermedad producida por armas de » energía dirigida» empuñadas por enemigos no identificados. La historia fue acogida con entusiasmo en los informes de noticias y por algunos funcionarios del gobierno de EE. UU ., pero se encontró con el escepticismo de muchos científicos , un enfrentamiento que se prolongó durante años.

Sigue leyendo


Deja un comentario >

Una vez más los vaticinios de que las relaciones cubano-norteamericanas comenzarían a mejorar definitivamente este año, han sido desmentidos por la realidad en el terreno.

Como ha quedado demostrado a lo largo de los últimos 64 años, en una relación tan asimétrica entre vecinos cercanos, lo que puede hacer La Habana para modificarlas es muy poco en comparación con lo que puede hacer Washington. Por eso, el actual contexto está marcado por una clara hostilidad del gobierno norteamericano hacia el cubano y una política de «guerra fría» desde aquel hacia este.

Sigue leyendo


Deja un comentario >

Mientras Joe Biden comía en un restaurante de Washington, una mujer no identificada se acercó al presidente norteamericano y le gritó que terminara la guerra en Ucrania y el bloqueo económico a Cuba.

Sigue leyendo


Deja un comentario >

Por: Katu Arkonada

El 24 de enero se realizará en Buenos Aires la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), encuentro al que asistirán alrededor de 15 presidentes de la región, entre ellos Luiz Inácio Lula da Silva, y que será presidido por anfitrión Alberto Fernández.

Es obvio que para el gobierno argentino es importante que la Cumbre de la CELAC sea un éxito, porque en medio de la delicada situación política interna que atraviesa el país, con elecciones presidenciales el 22 de octubre, si este evento internacional y la El paso de la presidencia pro tempore [San Vicente y las Granadinas, país miembro del ALBA] termina bien, esto ayudaría a mejorar la imagen de Argentina en toda América Latina y el Caribe.

Pero la derecha latinoamericana, con la ayuda del Departamento de Estado de EE.UU. y sus agencias de inteligencia, conspira para impedir el crecimiento de la Celac, que se fortalece con la incorporación de nuevos gobiernos al eje progresista, como Gustavo Petro en Colombia, Gabriel Boric en Chile y Xiomara Castro en Honduras. Este último país se incorporará próximamente a otro instrumento de integración regional como es la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Sigue leyendo


Deja un comentario >

Por: Arthur González.

En días pasados el investigador estadounidense William M. LeoGrande, publicó un artículo sobre el tema de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, donde expone como una esperanza para mejorar la maltrecha situación, el nombramiento del exsenador Christopher Dodd, en el cargo de Asesor Presidencial Especial para las Américas, dada su experiencia en el tema regional y en especial por su constancia en insistir por el fin de la guerra económica, comercial y financiera que dura ya 62 años.

Esa línea política la siguieron casi todas las administraciones yanquis sin conseguirlo, excepto Barack Obama, quien creó grupos de trabajo para preparar a la opinión pública, que le posibilitará poner en práctica viejas recomendaciones del Council on Foreign Relations y otros órganos académicos especializados en política internacional, que sugerían un cambio de estrategia, siempre con la idea de derrocar a la Revolución cubana desde adentro, sin eliminar la guerra económica.

El fracaso de los intentos por mejorar las relaciones con Cuba, radica en que, Estados Unidos impone condiciones inaceptables, porque su pensamiento es del dueño y señor del hemisferio, que no admite una posición independiente y soberana, por ser “un mal ejemplo” para los demás.

Sigue leyendo

¿Por qué Estados Unidos prohíbe a sus ciudadanos visitar Cuba como turistas?

2 comentarios

Los turistas estadounidenses pueden viajar a Irak, Afganistán, Rusia… pero no a Cuba.

¿Por qué el gobierno de los Estados Unidos prohíbe a sus ciudadanos ir como turistas a uno de los países más seguros del mundo?

Tal vez porque les gustaría demasiado… y ver de primera mano el impacto del embargo de 60 años.

El reportero Daniel Montero explora el tema a partir de su propia experiencia como guía turístico.

(Tomado del Canal en YouTube, Belly of the Beast Cuba)


Deja un comentario >

Por: Luis De Jesus Reyes

Carlos F. de Cossío Vicecanciller

La Habana, Cuba-El próximo 20 de enero se cumplen dos años desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Joe Biden y las relaciones entre Estados Unidos y Cuba parecieran estar en una especie de limbo.

El líder Demócrata, quien durante su campaña electoral encantó a los sectores cubanoamericanos con la promesa de revertir las políticas de su antecesor Donald Trump hacia Cuba, apenas ha dado señales de moverse en esa dirección.

Si bien algunas acciones recientes de Washington pudieran ser tomadas como un preámbulo de una nueva relación con la isla, las autoridades cubanas se muestran escépticas ante un gobierno que hasta ahora no ha honrado su palabra en las relaciones bilaterales.

CLARIDAD conversó en exclusiva con el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos F. de Cossío, para conocer dónde se encuentran hoy las relaciones entre ambos países.

A continuación, compartimos nuestra extensa entrevista con el diplomático cubano, en la que abordamos desde el tema del bloqueo y las sanciones contra la isla, hasta la llegada de nuevos gobiernos progresistas en la región, los intentos de golpe de estado de la derecha y la guerra en Ucrania.

Tras un histórico acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos en 2015, que parecía haber dejado atrás la política de hostilidad hacia la isla, el presidente Donald Trump torpedeó el proceso y revirtió mucho de lo que ya se había alcanzado. El actual presidente Joe Biden no ha cambiado mucho de ese escenario.

 ¿Dónde se encuentran hoy las relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

Luego de los pasos que se tomaron para mejorar la relación, ocurrió un evento que lo cambió todo: las elecciones en Estados Unidos [en 2016]. Antes de entrar, el [entonces] nuevo gobierno anunció que iba a deshacer los pasos que ambos gobiernos habían acordado y que permitieron que la relación entre Cuba y Estados Unidos evolucionaran hacia una más constructiva y respetuosa entre ambos países.

El actual gobierno de Joe Biden prometió, durante la campaña electoral, a sus electores no a Cuba, que cambiaría rápidamente los retrocesos que ocurrieron durante la administración Trump. Dos años han pasado y nada parecido ha ocurrido.

De hecho, la administración Biden, aunque no repite exactamente la desinformación o las alegaciones deshonestas del gobierno de Trump, sigue aplicando, en términos generales, la misma política.

Tenemos que recordar que para deshacer lo que pasó durante la administración Obama, el gobierno de Trump decidió levantar alegaciones que no tenían fundamento, que no eran ciertas, pero que fueron el pretexto para los cambios que tuvieron lugar. (1)

Sigue leyendo